Disponer de un trastero es casi una necesidad en las viviendas, especialmente en los bloques de pisos. Pero queremos sacar tanto rendimiento a tan pocos metros que a menudo es un pequeño desastre donde es imposible encontrar nada cuando se necesita. Afortunadamente, es posible poner un poco de orden para que sea realmente ese almacén adicional tan necesario para descargar la casa de todo aquello que no se utiliza de forma cotidiana.

Los usos del trastero son múltiples, pero lo habitual es guardar en él objetos de uso estacional a los que no queremos renunciar, desde material deportivo como esquís, tablas de surf y bicicletas a colchonetas hinchables, cometas y otros juegos de verano, sin olvidar otros como las maletas o el árbol de Navidad .
Otros objetos de poco uso como la herramienta de bricolaje y materiales destinados a las pequeñas reparaciones del hogar también encuentran en el trastero su ubicación ideal. Eso por no citar piezas con arraigo sentimental como los viejos juguetes de los niños o sus primeros libros de texto. En fin, que el trastero termina por convertirse casi siempre en un ‘totum revolutum’ que es necesario organizar.
WhatsApp chat