Planificar el embalaje:
Lo mejor es embalar habitación por habitación, hay que numerar las cajas y también puedes poner un color especial para distinguirlas de las cajas de otras habitaciones. Escriba en el exterior de cada caja el cuarto de donde procede y una breve descripción de su contenido. Identifique con color y en varias caras las que contengan objetos «Frágiles». De este modo podrá indicar a los operarios de la empresa de mudanza en qué habitación deben depositar cada caja.

Como embalar en cajas:
Si va a empaquetar por su cuenta, elija cajas sólidas y no demasiado grandes, así las podrá levantar con facilidad. 

Deposite los objetos más pesados en primer lugar y, sobre ellos los más ligeros. Siga de este modo con el resto de los objetos hasta llenar la caja. Para los artículos más pesados como los libros, o discos de vinilo, utilizar cajas pequeñas que se puedan transportar o mover con facilidad. 

WhatsApp chat