Si normalmente sueles coger la bici los fines de semana y escaparte por la montaña para hacer un poco de deporte, seguramente tengas un lugar habilitado para ella en tu casa. ¿Cómo? ¿Qué no lo tienes? Entonces eres de los que la dejan por cualquier lado, apoyada en la pared, la cual acaba deteriorándose por el roce del manillar. Además de esto, seguro que si la tienes en el garaje, es un impedimento para pasar por él sin que ésta estorbe demasiado.

 

Cómo solucionar el problema

Si queremos que nuestra bici esté bien sujeta y no se caiga al suelo, deberemos fijar con seguridad el soporte que vamos a poner en la pared. El garaje es el mejor lugar para colocarlo, sin embargo, con los robos no es uno de los lugares mas seguros para guardarla, por lo que se recomienda que por un simbólico precio de 29€/mes puedes alquilar un trastero cerca de casa, donde dejarías tu coche durante el tiempo que estuvieras con la bicicleta.

En el mercado, encontrarás una amplia variedad de soportes, con distintos tamaños y diseños. Dependiendo de la bicicleta que quieras colgar, podrás elegir uno u otro. Te proponemos que elijas uno con los ‘brazos’ acolchados, con el fin de que no se arañen. Si no quieres gastaros un dinero en un soporte, siempre podéis ponerla vertical y ahorraros el dinero.

Dependiendo del tamaño del soporte, podrás poner una o hasta un par de bicis. De esta forma, además de cuidar tus caras bicicletas, conseguirás tener la segura y bien guardada.

WhatsApp chat